Estamos cerca de finalizar un año más y en estas fechas nos acompañan muchas celebraciones. Esperamos ansiosos los platillos que disfrutaremos con la familia y amigos. Seguramente ya pensaste en tu plato principal pero ¿te has olvidado del postre? Si es así no te preocupes, tenemos la opción perfecta para estas festividades, nuestro Tres Leches con Baileys se lucirá en tu mesa y deleitará a los invitados.

Después de disfrutar un rico plato principal no podemos esperar menos del postre. Esta variación del clásico tres leches le dará un toque único a tus celebraciones, el delicioso sabor del licor de crema irlandesa y la mezcla de leches sin duda alguna le dará un gusto muy especial.

Tres Leches con Baileys

Ingredientes:
½ taza de mantequilla sin sal
1 taza de azúcar
5 claras de huevos
1 huevo
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 ¾ tazas de harina
3 cucharaditas de polvo para hornear
¼ cucharadita de sal
¼ de taza de leche

1 lata de leche evaporada
1 lata de leche condensada
½ taza de café frío fuerte
1 taza de crema para batir (para la torta)
½ taza de Baileys

3 tazas de crema para batir o chantilly
¾ taza de azúcar glass (azúcar pulverizada)
Romero para decorar (opcional)
Semillas de granada

Tres Leches con Baileys

Tres Leches con Baileys

En un tazón grande batimos el azúcar y mantequilla, incorporamos los huevos y batimos hasta obtener una mezcla sin grumos. Agregamos el extracto de vainilla, la harina y la leche sin dejar de batir, solo hasta que todo esté incorporado. Debemos asegurarnos de no batir demasiado la mezcla.

Engrasamos y enharinamos el Utensilio de 1.5 Litros y 2 Litros, vertemos la mezcla en ambos. Colocamos los utensilios en el horno por 25 minutos. Retiramos del horno y colocamos las tortas en la rejilla para que se enfríen. Mientras, en un recipiente vertemos el café frío fuerte, la nata líquida, leche condensada, leche evaporada, ½ taza de Baileys y mezclamos bien.

Tres Leches con Baileys

Con nuestro cuchillo para pan del Juego de Cuchillos Serie Élite cortamos la torta por la mitad para formar dos tapas y en una de ellas vertemos la mezcla que acabamos de preparar. Luego, con la Azulita esparcimos la crema batida en toda la superficie de la torta. Colocamos la otra tapa de la torta y repetimos el proceso. Cortamos nuestra segunda torta también por la mitad y realizamos el mismo procedimiento y cubrimos toda la torta con la crema batida hasta que quede completamente blanca.

Para decorarlo puedes colocar ramitas de romero en la superficie formando un arbolito navideño y en la base del pastel. También puedes agregar semillas de granada y espolvorear azúcar glass para darle ese estilo característico de esta época. Con la decoración tu imaginación es el límite. No olvides compartir este delicioso postre para que más personas puedan prepararlo. ¡Ahora sí! A disfrutarlo.