Recientemente compartimos cómo hacer una deliciosa trenza de pan dulce con canela que es ideal para servir con el café y hasta regalar a nuestras amistades. Mientras hacíamos la trenza dulce se nos ocurrió que una trenza salada también quedaría muy rica y podría ser ideal para servir durante las fiestas de fin de año. ¡Asegúrese de leer hasta el final para ver un video de todo el proceso!

Esta trenza salada mezcla perfectamente los sabores deliciosos de la albahaca, el aceite de oliva, ajo y queso parmesano. Decidimos cortar el queso en tajadas un poco gruesas para aún sentir el sabor del queso a la hora de comerlo, pero también se puede utilizar queso rallado.

Al igual que la trenza dulce, la preparación de este pan no es difícil, pero el proceso toma un poco de tiempo ya que debemos amasar la masa por 15 minutos y luego dejar reposar varias horas para que la levadura haga su trabajo. De algo estamos seguros, todo este tiempo de espera vale la pena porque el resultado es espectacular.

Deliciosa Trenza de pan con pesto

Ingredientes para la masa:
4 tazas de harina (mejor si es harina para pan)
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de levadura
¼ taza de azúcar
3 huevos
⅔ taza de leche tibia
6 cucharadas de mantequilla (más una cucharada adicional para engrasar las superficies)

Ingredientes para el relleno: (dividir en todos los ingredientes en 2 partes iguales)
1 taza de pesto **
1 taza de queso parmesano rallado o cortado en tajadas pequeñas
2 cucharadas de mantequilla derretida

** Puede comprar pesto ya preparado o, si prefiere, puede hacerlo usted mismo colocando en una licuadora 2 tazas de albahaca fresca, 3/4 taza de aceite de oliva, 1/2 taza de piñones (opcional), 2 dientes de ajo y 1/2 taza de queso parmesano rallado.

En una superficie plana y limpia coloque la harina en forma de círculo como se muestra en la imagen a continuación y espolvoree la sal sobre la harina.
Trenza de pan con pestoDentro del círculo vierta la leche tibia, el azúcar y la levadura y mezcle bien. Luego, eche los huevos uno a uno y la mantequilla. Poco a poco incorpore la harina con el líquido con cuidado de no romper el círculo por completo para que el líquido no se pierda. Cuando ya esté incorporada completamente, amase por 15 minutos hasta formar una masa elástica. Nota: si tiene una batidora con un accesorio para hacer pan, puede hacer el proceso anterior directamente en la batidora, ¡pero quién necesita una batidora! Es más divertido hacerlo con las manos. 🙂

El proceso anterior es importante, ya que es así como desarrollamos el gluten que es lo que le dará forma al pan. Coloque la masa en un tazón debidamente engrasado, cubra con una toalla de cocina y déjela que crezca por una hora y media o hasta que haya doblado su tamaño original.

Cuando la masa esté lista, desinfle con el puño y regrese a la superficie plana donde preparó la masa, la cual deberá estar engrasada con mantequilla para que sea más fácil estirar. Divida la masa en dos. Con un rodillo, estire una de las masas a modo de formar un rectángulo de aproximadamente 30 centímetros. Con una brocha de cocina unte la mantequilla derretida y coloque ½ taza de pesto y ⅓ taza de queso parmesano sobre la masa estirada.

Trenza de pan con pesto
Cuidadosamente enrolle la masa hasta formar un cilindro y séllelo para que no se salga el relleno. Con el Cuchillo del Chef corte longitudinalmente por la mitad dejando de 3 a 4 centímetros en una punta. Intercale cada lado formando una “trenza” y repita el mismo proceso con la otra mitad de la masa. Coloque ambas trenzas en la Contessa debidamente engrasada o cubierta con papel pergamino, cúbralas nuevamente con una toalla de cocina y déjelas crecer nuevamente por una hora y media o hasta que doblen su tamaño.

Trenza de pan con pesto

Lleve la Contessa en un horno precalentado a 350° (175° C) y hornee por 25 minutos o hasta que estén doradas por encima. Retire del horno y deje enfriar por completo. Si lo desea puede espolvorear más queso parmesano rallado antes de servir. ¡Disfrute!