Ya casi termina el mes de octubre, los árboles pintan nuestros alrededores de tonos anaranjados y las calabazas están en pleno apogeo. Ya está muy cerca la noche de brujas o Halloween, tan esperada por grandes, pero más por chicos.

Calabazas

Es una buena oportunidad para cocinar ricas golosinas con nuestros hijos, ya que son fáciles de hacer y los niños pueden compartir una tarde divertida con nosotros.

Generalmente durante Halloween los niños suelen comer muchos caramelos, por lo que es importante que nosotros, como padres, tratemos de mantener un poco el balance de lo que comen. Por ejemplo, podemos preparar estas atractivas escobitas para las cuales solo se requiere palitos de queso mozzarela, palitos de pretzels y cebollino en tiritas para decorar las escobas.

Escobas de bruja

Para hacerlas, corte el palito de mozzarella en tres partes iguales y corte tal y como se muestra en la foto. Luego inserte el palito de pretzel y amarre con el cebollino. Listo, ¡un bocadito que no incluye azúcar!

Si de todas maneras no es posible que nos alejemos por completo de los caramelos, (al fin de cuentas no es de todos los días), podemos hacer con nuestros niños unas fresas disfrazadas de fantasmas.

Fantasmas

Para esto necesitamos 1 ½ tazas de chocolate blanco derretido, ¼ de taza de chocolate semidulce derretido y 10 fresas.

Después de derretir el chocolate, agarramos la fresa por el tronco y la colocamos parcialmente dentro del chocolate blanco y las ponemos sobre un plato para que se enfríen. Luego, echamos el chocolate semidulce dentro de una bolsa pequeña y le cortamos la punta. Esto nos servirá para hacer los ojos y la boca de nuestros fantasmas.

Si no tenemos fresas, podemos hacer lo mismo con bananos partidos por la mitad y les insertamos un palito de paleta. Seguramente los niños se divertirán mucho disfrazando su fruta de fantasmitas.

Fantasmas

Por último, otra opción saludable son las manzanas en forma de boca. Para esto necesitamos dos manzanas, 8 cucharaditas de mantequilla de maní y almendras en lascas. Ayude a los niños a cortar la manzana en cuartos y luego cada cuarto a la mitad. Unte una cucharadita de mantequilla de maní entre las dos mitades y coloque las almendras en forma dientes y listo. Repita con el resto de las manzanas.

Halloween

Lo invitamos a que comparta en familia una tarde divertida con sus hijos mientras preparan estas recetas de Halloween. ¡Le aseguramos que lo pasarán súper bien!