Por un mundo más limpio con menos plástico.

Sin lugar a dudas, todos hemos usado artículos de plástico en nuestras casas sin cuestionarlo. Pero, ¿alguna vez has considerado que detrás de cada pieza de plástico hay una historia con consecuencias duraderas para nuestro planeta? Las botellas de plástico, las bolsas desechables y los cubiertos son algunos de los artículos de plástico más utilizados, por nombrar algunos y hay muchos más que se usan todos los días que también tienen un impacto negativo en el medio ambiente.

Uno de los hechos más alarmantes sobre el plástico es la frecuencia con la que termina en los océanos, contaminando el agua y dañando la vida marina. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), para el 2050 habrá más plástico en los océanos que peces. Eso es a menos que las personas reduzcan o eliminen el uso de plástico, incluyendo botellas y bolsas desechables.1

¡Únete a nuestra Causa!

La contaminación del océano también podría afectarnos directamente ya que el plástico se descompone en microplásticos y la vida marina lo confunde con la comida. ¿Estará entrando en la cadena alimenticia y afectando nuestro suministro de alimentos? Las consecuencias son desconocidas.

Seguramente, algunas preguntas vienen a tu mente. ¿Qué podemos hacer? ¿Es demasiado tarde? Bueno, primero debemos reconocer que el reciclaje es un buen comienzo, pero no es suficiente.

Podríamos pensar que estamos haciendo nuestra parte al colocar los desechos plásticos en el contenedor de reciclaje, pero muchas botellas de plástico desechable y otros artículos de plástico todavía terminan en vertederos, ríos, lagos y océanos. Entonces, ¿qué se puede hacer? Bueno, podemos hacer una gran diferencia al convertirnos en parte de la solución al reducir la cantidad de plástico que utilizamos en nuestros hogares.

¡Únete a nuestra Causa!

¡Reducir tu huella ambiental es más fácil de lo que piensas!

¡Aquí hay algunas ideas para comenzar!

1. Evita el uso de pajillas, pitillos o cañitas de plástico. Parecen inofensivos pero pueden causar mucho daño a la vida marina. Las tortugas, los peces y las aves sufren cuando las ingieren, lo que a veces resulta en su muerte. Si te resulta difícil dejar de usarlos para beber sus bebidas, usa pajillas, pitillos, o cañitas de papel o metal.

2. En el supermercado, siempre lleva tus bolsas reutilizables contigo. Son tan prácticas como las de plástico, pero sin el impacto negativo. Además, ¡hay muchas con diseños lindos!

¡Únete a nuestra Causa!

3. Si tienes un bebé en casa o necesitas nuevos biberones, asegúrate de elegir vidrio en vez de plástico. ¡Los pañales desechables son grandes contaminadores! ¿Has pensado en cambiar a pañales de tela reutilizables? Sabemos que es un cambio drástico, pero vale la pena.

4. También puedes ayudar utilizando recipientes de vidrio y utensilios de acero inoxidable en tu cocina en lugar de plástico. Recuerda: si ya tienes algunos recipientes de plástico, ¡no los deseches! ¡Reutilizar y reutilizar cosas también es una parte importante de ayudar a nuestro medio ambiente!

¡Únete a nuestra Causa!

5. ¿Qué hay del agua potable? Bueno, cómo la conseguimos hace una gran diferencia. El uso de un sistema de filtración de calidad es una buena idea y ayuda a ahorrar dinero y desperdicios innecesarios. Según un estudio realizado por National Geographic, las personas gastan alrededor de 100 mil millones de dólares a nivel mundial cada año en agua embotellada2.

6. Por último, elige bien cuando visites el supermercado. Verás miles de productos envasados ​​en plástico; recházalos lo más que puedas. También verás productos empaquetados con materiales biodegradables o reciclables que podrían ser mejores opciones. Recuerda, es mejor para el planeta cuando seleccionamos productos envasados ​​en vidrio, que pueden ser reutilizados y reutilizados o en papel, que requieren menos tiempo para degradarse. ¡La decisión es tuya!

¡Únete a nuestra Causa!

7. Investiga. Encuentra maneras de reducir el desperdicio innecesario en tu comunidad. Únete o toma iniciativa para ayudar a revertir el daño ya hecho. Usa productos y elige actividades que puedan ayudarlo a ser más sostenible. Después de todo, ¡Lo que hacemos, tiene un impacto positivo o negativo!

Hay muchas maneras de reducir la cantidad de residuos plásticos. Puede llevar tiempo y esfuerzo, pero con pequeños pasos se pueden lograr grandes cambios. Pruébalo y no subestimes el impacto de las decisiones que tomas en casa. Recuerda que cada viaje comienza con el primer paso. ¡Lo más importante es empezar!

  1. The UN struggles to keep the oceans clean of plastic. Mayo 2017. Publicado en línea por: http://www.un.org. Consultado en marzo 2018.
  2. «Why tap water is better» (Why tap water is better). Marzo 2010. Publicado en línea por: https://news.nationalgeographic.com. Consultado en marzo 2018.