La pizza de dos maneras nos da la opción de cocinar la pizza tradicional con corteza, o una variación que no incluye harinas para quienes cuidan su dieta.

¿Alguna vez se le ha ocurrido cocinar pizza sobre la estufa? A nosotros en Rena Ware nos encanta hacerlo, no solo porque es muy fácil y podemos cocinarla durante la semana cuando no tenemos mucho tiempo, sino también porque es deliciosa y podemos agregar los ingredientes que más nos gusten.

Masa para pizza

¿Y es que a quién no le gusta la pizza? Lo bueno de cocinar pizza en casa es que podemos escoger los ingredientes que queramos y decidir cuán saludable la queremos. Además, hay personas que cuidan su dieta y evitan comer alimentos como harinas, por lo que también hemos pensado en ellos y les damos la opción de preparar una pizza sin la corteza tradicional.

Pizza Two Ways-1

Si nos gusta la pizza tradicional con corteza y queremos ahorrarnos un poco de tiempo, podemos comprar en el supermercado la masa ya preparada y lista para estirar y agregar nuestra salsa, queso y otros ingredientes. Si tenemos un poco más de tiempo, podemos preparar nuestra propia masa para pizza y usar una receta como esta.

Si somos de los que evitan las harinas, igual podemos preparar nuestra deliciosa pizza y en lugar de utilizar la tradicional corteza, utilizamos nada más y nada menos que ¡berenjena! La berenjena es perfecta para utilizarse como base de pizza porque cortarla en rodajas y cocinarla al grill hace que resalte su rico sabor.

Berenjena

Para nuestra pizza necesitaremos lo siguiente:

Masa para pizza (comprada o hecha en casa) o berenjena
Queso mozzarella fresco
Salsa de tomate
Queso parmesano rallado
Albahaca

Mozzarella

Para esta receta vamos a utilizar la Sartén Grill Clásica, la cual vamos a precalentar a temperatura media alta. A continuación separamos la masa en dos porciones iguales, la extendemos uniformemente y sazonamos con aceite de oliva, sal y pimienta.

Colocamos la masa en la Sartén Grill Clásica asegurándonos de que el lado donde echamos el aceite de oliva sea el que esté en contacto con la sartén, de esta manera evitaremos que se pegue. Reducimos la temperatura a media y cocinamos hasta que esté dorada por debajo, aproximadamente 6 minutos. Volteamos para cocinar por el otro lado.

Masa para pizza

Mientras la masa termina de cocinarse, calentamos la salsa de tomate. Agregamos la salsa a la masa y colocamos los quesos por encima. Luego, podemos llevar nuestra pizza al horno y ponerla bajo el asador por aproximadamente 5 minutos para que se dore por encima. Por último, añadimos las hojas de albahaca, que le darán sabor exquisito a nuestra pizza.

Para nuestra pizza sin la corteza tradicional, realizamos el mismo procedimiento anterior. La única variación es que debemos cocinar la berenjena un poco más que la corteza tradicional para que quede suave. Luego, de igual manera, agregamos la salsa, los quesos y llevamos al asador del horno para que se dore y decoramos con la albahaca.

Pizza con berenjena

En realidad nuestra pizza de dos maneras nos da mucha flexibilidad, ya que si lo deseamos podríamos agregarle champiñones, u otros vegetales, así como jamones y otras carnes. ¡Recuerde que la creatividad no tiene límites! 🙂

Le aseguramos que esta será una de las mejores pizzas que haya hecho en casa y querrá hacerla una y otra vez.

Pizza