Para ocasiones especiales como la cena de navidad o de año nuevo la pierna de cerdo o pernil suele ser un platillo tradicional por su sabroso sabor y porque alcanza para todos nuestros invitados.

No se querrá perder la receta que traemos en esta ocasión ya que le mostramos cómo cocinar una suculenta pierna horneada la cual marinamos con diferentes hierbas aromáticas, cerveza y naranjas para darle mucho sabor y suavidad.

Además, con los mismos jugos de la pierna, haremos una salsa para nuestra pierna y la acompañaremos con un delicioso arroz navideño que dejará a sus invitados pidiendo más.

Pierna de cerdo

Para la pierna necesitamos:

1 pierna de 10 libras aproximadamente
1 ½ tazas de jugo de naranja
3 cucharadas de ralladura de naranja
3 cervezas de 12 onzas
1 cucharada de mostaza Dijon
6 dientes de ajo picados
2 ramitas de tomillo seco
5 hojas de laurel
2 cucharadas de sal
1 cucharadita de pimienta entera
3 cucharadas de azúcar morena
Algunas gotas de salsa picante (opcional)
2 cebollas grandes en rodajas

Pierna de cerdo-1954

Para preparar la marinada mezclamos el jugo de naranja, la ralladura de naranja, la cerveza, la mostaza, el ajo picado, el tomillo, el laurel, la sal, la pimienta y el azúcar morena en un recipiente lo suficientemente grande para sumergir la pierna.

En este momento debemos decidir si dejamos o removemos la piel de la pierna de cerdo. Si retiramos la piel, los jugos que suelte la carne quedarán sin tanta grasa. Si por el contrario decidimos dejarle la piel, la grasa bañará nuestra pierna y de dará mucho más sabor. Lo dejamos a su discreción.

Si desea dejar la piel en la pierna, haga cortes en forma de rombos tal y como lo muestra la foto. Luego sumerja la pierna en la marinada y deje reposar por 8 horas o por una noche.

Pierna de cerdo

Cuando la pierna se haya marinado, precaliente el horno a 325 grados Fahrenheit (160 centígrados), retire del líquido y lávela con un poco de agua. Coloque las rodajas de cebolla en la Gran Cacerola a modo de formar una “cama” para nuestra pierna.

Coloque la pierna sobre la cebolla y añada 2 tazas de la marinada donde reposó la pierna. Sazone con suficiente sal y pimienta y hornee por aproximadamente 3 horas o hasta que la temperatura alcance 165 grados Fahrenheit o 75 grados centígrados*

Pierna de cerdo

Después de retirar la pierna del horno, déjela reposar por media hora para que todos los jugos se distribuyan. Podrá ver que en el fondo de la Gran Cacerola quedaron todos los deliciosos jugos llenos de sabor que soltó la pierna y que son ideales para hacer la salsa que acompañará nuestro plato principal.

Para la salsa, removemos toda la grasa del los jugos. Para hacerlo de una forma más fácil, echamos todos los jugos en un tazón grande y lo metemos al refrigerador hasta que se enfríe. De esta manera, la grasa se separará y será más fácil removerla. Para la salsa, debemos reservar 4 cucharadas de la grasa. Esto es lo que necesitamos:

4 cucharadas de la grasa de la que separó de los jugos de la pierna
5 cucharadas de harina
2 ¼ de los jugos que soltó la pierna y que quedaron en el fondo de la Gran Cacerola (si no tiene suficientes jugos para 2 ¼ tazas, puede complementar con caldo de pollo)
½ taza de vino blanco
¼ taza de crema líquida
1 taza de champiñones en rodajas
Sal y pimienta para sazonar

Comenzamos por preparar un Roux, que no es más que cocinar una mezcla de grasa y harina que se utiliza como base para espesar salsas. Precalentamos a fuego medio la Saucier Clásica y echamos las 4 cucharadas de grasa. Cuando ya esté caliente, añadimos la harina y cocinamos de 2 a 3 minutos revolviendo vigorosamente hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos poco a poco el líquido incorporando bien y sin dejar de mezclar para evitar que se formen grumos. Cocinamos hasta que hierva.

Por último agregamos el vino, la crema y los champiñones y aliñamos con sal y pimienta. Si no la va a servir de inmediato, tape el utensilio para evitar que se forme una capa sobre la salsa.

Corte la pierna y sirva con la salsa por encima y acompáñela con un delicioso arroz navideño. Listo, ya tiene el plato principal para alguna de las fiestas que se aproximan.

Pierna de cerdo con salsa

* Nota: Si hornea la pierna con piel, puede ser que se dore muy rápido por encima. Le recomendamos colocar papel aluminio por encima solo para cubrir la parte superior de la pierna y evitar que se queme o se cocine más rápido que el resto de la carne.