¿Qué sería del Día de Acción de Gracias sin postre? ¡Sencillamente nuestro banquete estaría incompleto! No deje que esto suceda, siga leyendo y sorprenda a sus invitados con uno de los postres más deliciosos que hayan probado y que lo dejarán a usted como la estrella de la cocina.

Esta es una variación muy deliciosa y de temporada del tradicional pastel de tres leches, el cual ya por sí mismo es delicioso. Durante estas fechas, cocinamos muchas recetas en el horno y puede que no nos quede tiempo o espacio para hornear un pastel. ¡Es por eso que nuestro pastel tres leches de calabaza lo cocinamos sobre la estufa!

Tres leches de calabaza

Ya anteriormente compartimos una receta de un pastel “horneado” sobre la estufa y explicamos muy detenidamente cómo hacerlo. Si se lo perdió o quiere refrescar su mente, puede verlo aquí. Por supuesto, no es necesario que lo cocine sobre la estufa si no lo desea, pero es una alternativa que nos ayuda a ahorrar tiempo y espacio. Estos son los ingredientes que necesitamos:

½ taza de mantequilla sin sal
¾ taza de azúcar
¾ taza de puré de calabaza
6 claras de huevo
2 tazas de harina
4 cucharaditas de polvo de hornear
¼ cucharadita de sal
1 cucharadita de vainilla
1 lata de leche evaporada
1 lata de leche condensada
2 tazas de crema líquida o leche entera
Crema batida o chantilly para decorar
Canela en polvo

Tres leches de calabaza

Comenzamos batiendo la mantequilla y el azúcar a velocidad alta hasta que quede cremoso. Añadimos el puré de calabaza y la vainilla e incorporamos muy bien. Luego agregamos las claras una a una y batimos por un minuto. Por último mezclamos el polvo de hornear con la harina y la añadimos poco a poco a la mezcla revolviendo muy bien hasta que toda la harina se haya mezclado. Sea cuidadoso de no sobrebatir la mezcla, ya que esto nos cambiaría la consistencia del pastel.

Engrase la Sartén Grande con aceite en aerosol o mantequilla y vierta la mezcla en el utensilio. Coloque sobre la estufa y cocine a fuego muy bajo. Nosotros “horneamos” el pastel sobre la Cocina de Inducción y nos tomó de 40 a 45 minutos, pero como ya lo hemos mencionado anteriormente, puede que este tiempo varíe dependiendo si utiliza una estufa eléctrica o de gas. La mejor forma de saber si el pastel está listo es insertando un palillo en el centro y si éste sale limpio, quiere decir que está listo.

Desmolde el pastel y póngalo a enfriar sobre una rejilla. Es importante que NO deje el pastel en el utensilio por mucho tiempo, ya que por la excelente conducción del calor de los utensilios Rena Ware, el pastel podría continuar cocinándose y se podría quemar.

Mientras el pastel se enfría, mezcle en una jarra la leche evaporada, la leche condensada y la crema líquida. Cuando el pastel esté frío, póngalo de nuevo dentro del utensilio y vierta la mezcla de las leches sobre el mismo. Cuando el pastel haya absorbido todo el líquido, cúbralo con la crema chantilly y espolvoree canela en polvo como decoración.

Tres leches de calabaza

¡Seguramente en este momento querrá comérselo! Pero… todavía debe dejarlo enfriar en el refrigerador por lo menos 3 horas. Entre más tiempo lo deje enfriar, más se concentrarán los sabores. Por último, sea muy cuidadoso al servirlo, ya que la masa de este pastel es muy delicada y se puede romper fácilmente.

Ahora sí, ¡a disfrutar su pastel tres leches de calabaza!

Tres leches de calabaza