Preparar unas ricas y refrescantes paletas heladas nunca fue más fácil, rápido y divertido. Estas que le presentamos hoy, de mango con yogur y coco, son perfectas para niños y adultos en esos días de calor. ¿Lo mejor de todo? ¡solo llevan 5 ingredientes!

La mezcla de mango con las suaves notas de coco, le da a estas paletas un sabor tropical único. Esta rica y refrescante receta será la nueva adicción de su familia; sus hijos las van a adorar y verá que no van a durar nada en el congelador.

Paletas de mango con yogur y coco

Existen infinidad de combinaciones para prepararlas, y esta es solo una deliciosa idea para incorporar frutas y yogur a la dieta de toda la familia. Lo invitamos a ver otras deliciosas recetas de paletas de helado que publicamos en una edición anterior.

Ingredientes:
3 ½ tazas de pulpa de mango picada en cubos pequeños
¼ taza de azúcar
2 tazas de yogur de vainilla
1 taza de coco rallado
2 cucharaditas de extracto de coco

La preparación de estas paletas es súper sencilla. Colocamos el mango y el azúcar en la Saucier Clásica a fuego medio y revolvemos constantemente con una Azulita. Cuando el mango comience a soltar sus jugos, bajamos el fuego hasta que la pulpa esté casi deshecha, entre 15 y 20 minutos, aproximadamente. Si gusta, también la puede triturar un poco con el Batidor de Usos Múltiples del Juego de Útiles de Cocina, hasta que adquiera la textura deseada. Retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Paletas de mango con yogur y coco

Vertemos el yogur en un tazón, le añadimos ½ taza de coco rallado y mezclamos. A continuación, adicionamos el extracto de coco y unimos nuevamente.

Agregamos una cucharada de la mezcla de mango dentro de todos los moldes para paletas. Vertemos el yogur en una bolsa de plástico pequeña y cortamos, con mucho cuidado, la punta de la bolsa con una tijera, para crear una especie de manga repostera. Vertemos un poco de yogur en los moldes, dos cucharadas aproximadamente, y finalizamos con otra capa de la mezcla de mango.

Paletas de mango con yogur y coco

Le damos pequeños golpecitos a los moldes contra la superficie donde estamos trabajando, para nivelar las diferentes capas. Con mucho cuidado, introducimos el mango de una cuchara y la sacamos, unas tres veces (como haciendo pequeños saltitos) para lograr que cada capa pierda la forma recta y así darles “un poco de movimiento”.

Debemos tener mucho cuidado de no llenar los moldes por completo, ya que la mezcla se expandirá al congelarse. Con la ayuda de una cuchara, esparcimos la otra ½ taza de coco rallado sobre cada molde, los tapamos, insertamos los palitos de madera y congelamos la preparación por un mínimo de 4 horas. El resultado será aún mejor, si aguanta la tentación, y las congela toda la noche. 😉

Paletas de mango con yogur y coco

Esperamos que disfrute esta divertida receta y le pedimos que nos deje un comentario para hacernos saber cuál es su combinación favorita al hacer paletas heladas. ¡Disfrútelas!