La Natilla es un postre conocido en muchos países gracias a su sabor y versatilidad. En su preparación se puede utilizar ingredientes como leche de coco, café o incluso, dulce de panela o chancaca. Eso sí, cualquiera que sea tu ingrediente favorito no podemos negar que la Natilla Casera es el broche de oro de cualquier ocasión. No solo porque su preparación es muy sencilla, también porque los ingredientes que necesitas seguro están en tu cocina.

En esta ocasión te mostramos nuestra versión a base de huevo y fécula de maíz. La preparamos en la Saucier 1.75 L ya que gracias a sus laterales redondeados es ideal para batir y revolver. Sin más preámbulos, ¡comencemos!

Natilla Casera

Ingredientes:
2 tazas de leche
½ taza de azúcar
1 vaina de vainilla
4 yemas de huevo
1 taza de leche
3 cucharadas de fécula de maíz

Natilla Casera

En la Saucier 1.75 L agregamos las 2 tazas de leche, ¼ de taza de azúcar y la vaina de vainilla. Puedes utilizar la vainilla de tu preferencia o la que tengas en tu cocina, a nosotros nos encanta usar la vaina de vainilla para obtener al máximo el sabor. Simplemente cortamos la vaina a lo largo, raspamos el interior y la agregamos al utensilio.

En un recipiente, agregamos las yemas de huevo, ¼ de taza de azúcar y batimos bien. Luego, añadimos la taza de leche restante, la fécula de maíz y mezclamos hasta que todos los ingredientes estén completamente combinados.

Natilla Casera

En seguida, agregamos un poco de la leche caliente a la mezcla de la leche con la fécula de maíz para temporizar las yemas de huevo, revolvemos bien e incorporamos las yemas al utensilio con leche.

Revolvemos constantemente hasta que espese y retiramos del fuego antes que la Natilla hierva, dejamos enfriar a temperatura ambiente y ¡eso es todo!

Nuestra deliciosa Natilla Casera está lista para servir. Acompáñala con algunas frutas y nueces, ¡estamos seguros que todos en casa la amarán!

Natilla Casera