Imagínese una tarde calurosa, donde lo único que necesita es algo refrescante, que quite la sed, que a la vez sea sencillo de preparar y no lleve muchos ingredientes.

Limonada con romero

Una limonada suena bien, pero no una limonada común y corriente, sino una con más sabor y carácter que al beberla nos haga sentir que es algo realmente especial.

Limonada con romero

¡Hablamos de una limonada con infusión de romero, perfecta para utilizar las ramitas de romero que nos hayan sobrado de una comida que preparamos recientemente. También es la manera ideal de utilizar el romero si tenemos una planta de esta hierba sembrada en nuestro jardín.

Limonada con romero

La preparación es muy similar a la de una limonada tradicional. Lo que la hace diferente es la infusión que hacemos con agua, azúcar o su endulzante de preferencia y, por supuesto, hojitas de romero.

Limonada con romero

Manos a la obra, vamos a preparar esta refrescante limonada. Estamos seguros que siempre querrá tener una jarra con esta bebida en el refrigerador lista para degustar.

Ingredientes:
De 6 a 7 limones (reservando uno para decoración)
3 ramas de Romero (reservando una para decoración)
1/2 taza de Azúcar, miel de abeja o sirope de agave
8 tazas de agua filtrada con el Aqua ✓ Nano

Limonada con romero

En la Saucier Clásica ponga a hervir 2 tazas de agua con 2 ramas de romero y el azúcar. Cuando llegue al punto de ebullición, remueva la Saucier Clásica del fuego y deje reposar por 30 minutos.

Limonada con romero

Mientras tanto, con el exprimidor de jugos de los Accesorios del Chef, saque el jugo de 6 limones para que nos dé más o menos una taza de jugo de limón. Reserve.

Limonada con romero

Luego, en un pichel o jarra añadimos las 6 tazas de agua y agregamos el jugo de los limones. Por último, poco a poco añadimos el almibar con la infusión de romero probando constantemente hasta que obtengamos el dulzor deseado.

Limonada con romero

Agregamos hielo y servimos en un vaso decorado con una rodaja de limón y una ramita de romero. Y, como dicen por ahí, si la vida te da limones…

Limonada con romero

… ¡hágamos una limonada!