Hacía tiempo que queríamos hacer una granola crujiente con frutas y nueces casera, y este fue nuestro primer intento. Como nos quedó tan rica, queremos compartir la receta contigo y así darte ideas para incorporar cereales y frutas en tu menú para el desayuno o merienda.

La mayoría de las granolas que encontramos en los supermercados vienen cargadas de azúcar y aceites que son realmente innecesarios. Preparar la tuya en casa es una alternativa súper sencilla y deliciosa que te permitirá controlar la calidad de los ingredientes, y además te dará la posibilidad de personalizarla con tus sabores favoritos.

Granola crujiente con frutas y nueces con yogur, fresas y bananas

El ingrediente principal de nuestra granola es la avena en hojuelas, la cual nos va a aportar muchísimos beneficios, ya que tiene un alto contenido de fibra, vitaminas y minerales. Quisimos añadir el aceite de coco en esta receta, porque aporta un sabor distinto y muy agradable. También agregamos frutos secos para incorporar distintas texturas, sabores, y algo adicional de proteína vegetal. Como verás, también utilizamos frutas deshidratadas que no vienen con azúcar añadida, ya que la contienen naturalmente. Finalmente, para endulzar, nos inclinamos por la miel de abeja. Suena rico, ¿cierto?

Granola crujiente con frutas y nueces

Ingredientes:
4 tazas de avena
½ taza de frutos secos, picados
1 taza de coco rallado
1 cucharada de canela
1 pizca de sal
¼ taza de miel
¼ taza aceite de coco o mantequilla, derretidos
½ taza de frutas deshidratadas, variadas
1 cucharadita de vainilla

Precalentamos el horno a 350°F (175°C). En un tazón grande, combinamos los 5 primeros ingredientes con una Azulita. En otro tazón más pequeño, mezclamos el aceite de coco, la miel y la vainilla. Vertemos esta mezcla sobre los ingredientes secos y revolvemos hasta que todo se haya integrado completamente. En caso de que el aceite de coco se haya solidificado, caliéntalo algunos segundos en el microondas.

Granola crujiente con frutas y nueces

Colocamos papel pergamino en el fondo de la Contessa y esparcimos la mezcla, nivelándola bien con la Azulita. Horneamos durante 15 minutos, y al cabo de ese tiempo, revolvemos un poco la granola. Horneamos otros 15 minutos, retiramos la bandeja del horno y ¡listo!

Deja que la granola se enfríe antes de comerla o almacenarla. Es preferible que lo hagas en un frasco hermético de vidrio para que dure varias semanas. Al momento de comerla, la puedes combinar con un poco de yogur griego y frutas, o simplemente la puedes disfrutar solita.

Granola crujiente con frutas y nueces

Recuerda que puedes usar tu creatividad para modificar esta receta a tu gusto. Puedes utilizar distintos frutos secos, otras frutas deshidratadas, puedes añadir un toque de mantequilla de maní o de almendras, o agregar coco en hojuelas ¡y hasta chispas de chocolate! Las combinaciones son infinitas, así que, manos a la obra ¡y deja volar tu imaginación!