La semana pasada compartimos con ustedes la receta del mejor pavo que hayan probado. Hoy les compartiremos la receta del mejor relleno para ese delicioso pavo. Si se perdió la receta de la semana pasada, puede encontrarla aquí. Una vez más le aconsejamos que haga este pavo para su próxima ocasión especial, ya que es simplemente delicioso.

Durante el banquete del día de Acción de Gracias nunca puede faltar el relleno y hay personas que esperan con ansias este día, no tanto por el pavo sino que también por el relleno. Y por supuesto, nuestro pavo no estaría completo sin un exisito relleno para acompañarlo.

Cebollas para el relleno

Hay muchas versiones de rellenos de pavo; algunos incluyen carne molida y vegetales, otros lo hacen con arroz. En esta ocasión haremos un relleno tipo americano con pan, el cual combina a la perfección ingredientes simples y deliciosos. Y es que en realidad las mejores recetas se logran con ingredientes que por su simpleza, logran un plato con sabores muy complejos que lo vuelven simplemente delicioso. En este caso, la combinación de manzanas verdes, nueces y dátiles, armonizan perfectamente con el resto de ingredientes.

Ingredientes para el relleno

Algo que es importante resaltar sobre nuestro relleno, es que el mismo no lo cocinamos dentro del pavo. La razón de esto es porque al momento de llenar la cavidad del pavo con el relleno, debemos cocinar nuestro pavo por tiempo muy prolongado para lograr que el relleno alcance la temperatura mínima de 165° (82° centígrados) y cuando esto sucede, nuestro pavo ya alcanzó una temperatura muy alta, lo que hace que la carne se pase de cocción y por lo tanto, seca y muy poco atractiva.

Puede ser que esté pensando que si no cocinamos el relleno dentro del pavo, el mismo no obtendrá el delicioso sabor que impregna el pavo. Si este es su caso, puede conseguir piezas de pavo sueltas, como alas, cuellos y menudos y colocarlos encima del relleno antes de cocinarlos. De esta manera no rellenará el pavo, pero aún así tendrá un relleno con mucho sabor a pavo y al mismo tiempo nuestro pavo saldrá muy tierno y jugoso.

Ingredientes para el relleno

Para nuestro relleno de pavo necesitamos lo siguiente:

1 ½ libra de salchicha italiana (si no encuentra salchicha italiana puede usar carne de cerdo molida)
1 cebolla grande picada
2 manzanas verdes cortadas en cubos pequeños
¾ tazas de dátiles picados
½ taza de nueces
2 cucharadas de salvia finamente picada
¾ taza de mantequilla
3 tazas de caldo de pollo o pavo
1 caja de mezcla para relleno de pavo en cubos* (si no encuentra esta mezcla, lea la nota abajo)
Sal y pimienta al gusto

Cubitos de pan para el relleno

Comenzamos precalentando la Princesa. Mientras tanto, remueva la envoltura de la salchicha italiana, en caso de que tenga. Coloque la salchicha en el utensilio previamente precalentado y cocine hasta que esté dorada. Retire del fuego y coloque la carne en un tazón grande.

Regrese la Princesa al fuego y cocine la cebolla hasta que esté translúcida. Añada las manzanas, los dátiles picados y las nueces, mezcle bien y deje cocinar por un par de minutos. Luego, retire del fuego y añada esta mezcla al tazón donde colocó la carne anteriormente y revuelva. Agregue la mezcla del pan para el relleno.

Relleno de pavo

Nuevamente, regrese la Princesa al fuego y cocine la salvia en la mantequilla a fuego medio hasta que sienta su aroma. Tenga en cuenta que la mantequilla puede quemarse muy rápido, por lo que es importante que usted no se separe ni un momento del utensilio.

Vierta la mezcla de la salvia y la mantequilla en el tazón con el resto de ingredientes y revuelva cuidadosamente, a modo de no romper los cubos de pan.

Luego, poco a poco añada el caldo de pollo o pavo a la mezcla solo hasta que la humedezca. Asegúrese de no mojar mucho la mezcla, ya que el líquido tomaría mucho tiempo en evaporarse y puede que el relleno quede pastoso.

Por último, coloque la mezcla de nuevo en la Princesa y hornee por 40 o 50 minutos a 350° Fahrenheit o 175° centígrados. Recuerde que el relleno debe quedar dorado por encima y húmedo por dentro, mas no empapado.

Allí lo tiene, el acompañante perfecto para el pavo. ¡Delicioso!

Relleno de pavo

* Nota: Si no consigue la caja de mezcla para el relleno, ¡puede prepararla usted mismo! Corte pan blanco de rodaja en cubos pequeños (aproximadamente 2 1/2 tazas). Colóquelos en una bandeja para hornear y hornee a 250 grados Fahrenheit (125 centígrados) más o menos por 1 hora, o hasta que estén tostaditos. Es importante que tenga en cuenta que si usted hace su propio pan, deberá reducir un poco la cantidad de caldo que agregue, ya que los cubos de pan aún guardarán un poco de humedad.