Para muchas personas el verano es sinónimo de vacaciones, de días largos y calurosos e interminables horas disfrutando en la playa. También es sinónimo de frutas deliciosas y jugosas que están disponibles en abundancia justo en esta época y las cuales podemos utilizar de muchas maneras.

Duraznos y ciruelas sobre helado de vainilla

Es común en esta época encontrar en los supermercados “frutas con hueso” como duraznos, nectarinas, cerezas y ciruelas, entre otras. Se les llama de esta manera porque se caracterizan por su dura semilla en el centro, además de su piel delgada, y en el caso de los duraznos, suavecita como terciopelo. El durazno, además de su delicioso aroma y sabor, nos proporciona vitamina C y las ciruelas son reconocidas por su alto contenido de fibra.

Duraznos y ciruelas sobre helado de vainilla

Estas frutas son tan versátiles que podemos encontrar infinidad de formas para cocinarlas. Por ejemplo, podemos hornearlas para que se caramelicen en sus propios azúcares, o podemos asarlas a las brasas para obtener ese sabor a parrilla tan delicioso. También podemos escalfarlas, o simplemente utilizarlas para realzar algún platillo como ensaladas o preparar salsas para acompañar carnes o aves. De cualquier manera que las utilice obtendrá excelentes resultados y seguramente creará platillos para chuparse los dedos.

Duraznos y ciruelas sobre helado de vainilla

La combinación de duraznos y ciruelas sobre helado de vainilla es una excelente opción de postre para complementar una deliciosa cena de verano. Para esta receta utilizamos duraznos y ciruelas, pero en realidad funciona muy bien con otras frutas como mango, nectarinas e incluso cerezas.

Duraznos y ciruelas sobre helado de vainilla

El proceso es simple, ya que solamente partimos las frutas en gajos y las cocinamos. Para saltear la fruta utilizamos aceite de coco, el cual parece estar de moda ya que todos hablan de él últimamente por sus supuestas propiedades de salud. Nosotros usamos el aceite de coco principalmente porque le da un aroma y sabor muy sutil y delicioso a las frutas, pero si no puede conseguir aceite de coco, puede utilizar aceite vegetal o mantequilla si lo desea. No es necesario pelar las frutas, ya que dan color y sabor al postre, sin embargo si prefiere pelar la fruta reduzca el tiempo de cocción un par de minutos ya que la fruta se cocinará más rápido.

Cuando la fruta esté lista sírvala sobre helado. También puede experimentar servirla con un poco de crema batida, o si desea un postre más saludable, sírvala sobre yogurt estilo griego.

Duraznos y ciruelas sobre helado de vainilla

Ingredientes
4 tazas de una mezcla de gajos de duraznos y ciruelas
1 cucharada de aceite de coco
1 cucharadita de canela molida
2 cucharadas de azúcar morena (puede utilizar miel si lo desea)
1 pinta de helado (un envase de aproximadamente medio litro)

Coloque la Sartén Grande sobre la estufa a fuego medio y cuando el utensilio ya esté caliente agregue el aceite de coco y la fruta. Deje cocinar por cinco minutos revolviendo ocasionalmente y agregue la canela y azúcar morena. Deje cocinar por 5 minutos más o hasta que la fruta se haya ablandado un poco y haya soltados sus jugos.

Sírva la fruta sobre helado de vainilla y decore con hojitas de menta.

Jugosos y deliciosos duraznos y ciruelas sobre helado de vainilla