¡No hay nada más delicioso que una bebida caliente en un día frío o gris! Quizá este chocolate blanco caliente no sea el tradicional de la abuelita, pero es definitivamente, una variante súper deliciosa del reconfortante chocolate caliente, para disfrutar durante las fiestas decembrinas.

Con la ayuda de nuestra Cafetera francesa/Chocolatera, el delicioso y sedoso sabor del chocolate blanco, le dará vida a esta rica bebida. Dale la vuelta a la preparación típica del chocolate caliente y anímate a preparar esta receta. Crea recuerdos que tu familia atesorará por siempre, porque esta bebida es una manera linda de decir “Te quiero” a esos seres especiales ¿no crees?

Chocolate blanco caliente

Ingredientes:
3 tazas de leche entera
2 tazas de crema para batir
1 cucharadita vainilla
340 gramos de chocolate blanco de buena calidad
Mini malvaviscos
Caramelos o bastoncitos de menta, picados en trocitos
Crema batida

Chocolate blanco caliente

Colocamos la Cafetera Francesa/Chocolatera sobre la hornilla que más se aproxime al diámetro de su base o sobre la Cocina de Inducción. Agregamos la leche y la crema para batir, frías, y luego, añadimos la vainilla y el chocolate. Introducimos la tapa perforada con el molinillo ubicado en el agujero del centro, dentro de la base. Te contamos que la tapa perforada actúa como guía del molinillo y nos ayuda a reducir las salpicaduras de la leche mientras se revuelve.

Chocolate blanco caliente

Calentamos la mezcla, sin dejar de revolver, para evitar que se queme y quede espumosa, haciendo girar el mango del molinillo entre las palmas y los dedos de las manos. Revolvemos hasta que el chocolate se haya disuelto por completo y la leche esté a punto de hervir.

Removemos inmediatamente del fuego y retiramos la tapa perforada, levantando el molinillo. También se puede introducir un tenedor o una cuchara en el semicírculo de la tapa perforada para sacarla.

Servimos de inmediato y decoramos con malvaviscos y caramelos de menta. Si utilizas bastoncitos en vez de caramelos, puedes dejar unos enteros para colgarlos en las orillas de las tazas. ¡Se verán preciosas!

Chocolate blanco caliente

¡Más rico, imposible! Prepara más que bebidas deliciosas, crea diferentes combinaciones de sabores, deja volar tu imaginación y, ¿por qué no? comienza una nueva tradición, ¡noche familiar de chocolate caliente! Aquí te dejamos la receta del tradicional chocolate caliente, para que no tengas excusas 😉