Cuando se trata de tradiciones siempre hay un platillo que no puede faltar en nuestras mesas cuando celebramos Navidad. En cada rinconcito del mundo donde se celebran estas fechas tan especiales se preparan con mucho esmero y amor distintos platillos característicos de la época. Dos de esas delicias que no pueden faltar, especialmente en la mesa colombiana, son los buñuelos y la natilla.

Si usted no es colombiano y no ha tenido la suerte de probar estos dos platillos, asegúrese de seguir leyendo y preparar estas deliciosas recetas que lo dejarán con ganas de tener muchos amigos colombianos para que lo inviten a comer para las fiestas de fin de año. 🙂

Buñuelos y Natilla

La natilla tiene un sabor característico y de color marrón claro que lo obtenemos gracias a la panela y a la canela. La podemos preparar con anticipación y ponerla en refrigeración hasta que sea hora de comer. Estos son los ingredientes que necesitamos para la natilla:

4 tazas de leche
½ taza de fécula de maíz o maicena
¾ taza de azúcar morena
Palitos o astillas de canela
½ taza de coco rallado
½ cucharadita de extracto de vainilla
Canela en polvo para decorar

Comenzamos por colocar 3 ½ tazas de leche, el azúcar, las astillas de canela y la vainilla en el utensilio de 3 Litros. Cocinamos a fuego medio y llevamos a punto de ebullición. Mientras tanto, en un tazón pequeño mezclamos la media taza de leche adicional y la maicena hasta que se disuelva completamente.

Buñuelos y Natilla-

Cuando la leche empiece a hervir, retire los palitos de canela y reduzca el fuego. Añada la mezcla con la maicena y revuelva vigorosamente por un par de minutos para evitar que se formen grumos y retire del fuego cuando ya haya espesado por completo. Coloque en un recipiente refractario, espolvoree la canela por encima y deje enfriar.

El compañero perfecto para la natilla son los buñuelos, los cuales tradicionalmente se hacen con fécula de maíz y queso costeño. Este tipo de queso solo se puede conseguir en Colombia, así que si como nosotros, no está en Colombia o no puede conseguir el queso costeño, puede utilizar una mezcla de queso fresco y queso feta.

Buñuelos

Para los buñuelos necesitamos:

1 taza de fécula de maíz o maicena
½ taza de tapioca o harina de yuca
¼ cucharadita de polvo de hornear
2 cucharadas de azúcar
Una pizca de sal
1 ⅔ taza de queso fresco rallado
¾ taza de queso feta rallado (o algún queso que sea salado)
2 huevos
2 o 3 cucharadas de leche
Aceite para freír

Mezclamos bien todos los ingredientes, excepto los huevos y la leche. Cuando ya estén bien mezclados los ingredientes secos, añadimos los huevos y mezclamos bien hasta formar una masa suave y homogénea. En caso de que la mezcla esté demasiado seca, añadir una cucharada de leche a la vez, hasta que se obtenga la consistencia deseada.

Para hacer los buñuelos, haga bolitas pequeñas y reserve. Mientras tanto, en el utensilio de 4 litros coloque suficiente aceite para llenar la mitad del utensilio y deje calentar hasta obtener una temperatura de 300 grados Fahrenheit (150 centígrados).

Buñuelos

Cuando se haya alcanzado esa temperatura, añadir una a una las bolitas en el aceite y deje cocinar de 15 a 20 minutos o hasta que se hayan dorado uniformemente. Sea cuidadoso de no cocinar tantos buñuelos a la vez, ya que esto puede causar que la temperatura del aceite baje y no se cocinen bien. Cuando estén doraditos, retire del fuego y escurra el exceso de aceite. Sirva mientras aún estén calientes.

Estamos seguros que estas delicias colombianas se convertirán en una tradición para usted también. ¡Felices fiestas!

Buñuelos y Natilla